transporte frigorífico camion

Distribuir productos cárnicos mediante transporte frigorífico exige cumplir una serie de normas muy rigurosas, especialmente en el tratamiento y movilización de los productos. El transportista ha de asegurar que los bienes llegan al consumidor, carnicería o restaurante en perfectas condiciones. Para ello se necesita aunar profesionalidad, experiencia y vehículos preparados -los denominados vehículos isotermos-.

Según el Real Decreto 1376/2003, de 7 de noviembre, las condiciones sanitarias de producción, almacenamiento y comercialización de las carnes frescas requiere:

  • Carnes frescas refrigeradas de animales domésticos de las especies bovina, porcina, ovina, caprina, solípedos, mamíferos terrestres silvestres reproducidos, criados y sacrificados en cautividad y de caza mayor silvestre: ≤ + 7 ºC.
  • Carnes frescas refrigeradas de gallinas, pavos, pintadas, patos, ocas y conejos, aves silvestres reproducidas, criadas y sacrificadas en cautividad y caza menor silvestre: ≤ + 4 ºC.
  • Carnes picadas y preparados de carne picada: ≤ + 2 ºC.
  • Preparados de carne: ≤ + 2 ºC a ≤ + 7 ºC, según la materia prima y la especie animal de la que se obtiene.
  • Despojos refrigerados: ≤ 3 ºC.
  • Carnes y despojos congelados: ≤ -12 ºC.
  • Platos cocinados cárnicos: con un periodo de duración inferior a 24 horas, ≤ 8 ºC; con un periodo de duración superior a 24 horas, ≤ 4 ºC.
  • Platos cocinados cárnicos congelados: ≤ -18 ºC.
  • Platos cocinados cárnicos calientes: ≥ 65 ºC.

En definitiva, si tienes una carnicería y estás pensando en contratar un servicio de transporte frigorífico para llevar tus productos, debes asegurarte de que cumplen con las garantías.

Nosotros te recomendamos Portefy, que además de disponer de vehículos isotermos, ofrece una amplia gama de ventajas para la empresa como localización GPS, envíos inmediatos en 1 hora y mucho más.