transportar un colchon

Transportar un colchón puede ser todo un desafío si no disponemos de un vehículo con espacio o una baca adaptable al techo de nuestro coche. Este problema se nos puede presentar cuando vamos a mudarnos y queremos llevar el colchón a nuestro nuevo hogar, cuando lo vendemos de segunda mano o cuando se lo regalamos a un familiar o amigo.

Antes de nada, cabe destacar que en España existen tres tipos de colchón, con medidas estándar:

  • Individual: 90×190 cm
  • Matrimonio sencilla: 150×190 cm
  • Matrimonio doble: 180×190 cm

Transportar un colchón individual es viable si se tiene un turismo de tamaño medio grande. Echando hacia adelante los asientos de atrás podemos ganar espacio y por lo tanto introducir el producto. Sin embargo, transportar un colchón de matrimonio sencillo o doble parece una ardua tarea a no ser que tengas una baca.

Entonces, ¿cómo podemos hacerlo?

La primera opción habitual es elegir una empresa de mudanzas cercana a nuestra ciudad y requerir sus servicios. El punto positivo de esto es que estarán acostumbrados a transportar un colchón y no tendrán problemas con el espacio. En contraposición, puede ser bastante caro y al final, simplemente estamos transportando un objeto, no haciendo una mudanza, lo que nos hace preguntarnos hasta qué punto estamos sacando provecho del servicio.

La siguiente alternativa que se nos presenta es optar por un transportista sin límite de espacio en sus envíos. Una agencia a destacar es Portefy, que está especializada en la entrega de paquetes en el mismo día. Esto es una gran ventaja ya que podremos transportar el colchón en apenas unas horas sin necesidad de programar el envío.

¿Cómo funciona Portefy? Descargas su aplicación (gratis), elijes tipo de vehículo, aportas los datos de entrega y recogida y ¡ya está! Cabe destacar que sabrás el precio de la operación antes de pagarla, por lo que no te llevarás sorpresas desagradables.