delivery para restaurantes

Las restricciones sanitarias se lo están poniendo cada vez más difícil a la restauración y a la hostelería. Han tenido que reiventarse, con parte de la plantilla en ERTE y con una sucesión de aperturas y cierres, intercaladas con la adopción de medidas sanitarias como la reducción de aforo e incluso la inversión en desinfectante o en mamparas de metacrilato para separar las mesas. Ante esto, la hostelería ha encontrado en el delivery su salvación y su condena.  Las sensaciones, sin embargo, son contradictorias: por un lado, se está optando por la digitalización de los negocios y el delivery. Por otro, cada vez vemos,  y veremos más asociaciones de hostelería que inician acciones judiciales contra las restricciones y exigen responsabilidad patrimonial a las Administraciones Públicas. 

Muchas veces, la digitalización y el delivery, es decir, el envío de comida a domicilio es la única vía que queda para comunidades autónomas castigadas por las restricciones sanitarias como Cataluña, Valencia o Castilla y León.

Optar por la logística o un transporte de comida, lo que se conoce ahora como “delivery” o “última milla” supone un cambio de mentalidad y un apoyo a los negocios de hostelería y restauración en tiempos especialmente difíciles. Sin embargo, las comisiones de hasta un 40% generan reticencias en muchos negocios, que consideran que incluso es más rentable suspender su actividad comercial que tener abierto el negocio en semejantes condiciones. Por eso, cada vez son más los hosteleros o restaurantes que buscan otras maneras alternativas de enviar su comida. Sin embargo, utilizar a sus propios trabajadores para efectuar el delivery no es viable para muchas empresas, que cuentan con el personal mínimo en cocina.

Afortunadamente, empresas de última milla como Portefy ofrecen un precio fijo por el envío, con posibilidad de descuentos, a más envíos más descuento, siempre con un 0% sobre el tickets. Así, se cobra por el servicio (el delivery). De igual manera no contrata a riders poco experimentados sino a transportistas cualificados, que garantizan la entrega de los platos en las mejores condiciones (algo trascendental para negocios como pastelerías o restaurantes de alta cocina).

Este tipo de iniciativas están cambiando la mentalidad, dando la oportunidad a los restaurantes de seguir operando en el mercado, conociendo los precios de antemano, y sin tener la sensación de que otros se quedan con el resultado de su trabajo. Además, externalizar este servicio controlando los costes, pero asegurando la calidad, hace que se puedan centrar en lo verdaderamente importante: la buena restauración que les define y caracteriza. 

Formar parte de la comunidad de hosteleros y restaurantes, significa compartir las mismas preocupaciones y participar frecuentemente en las asociaciones que los agrupan. Por eso, hosteleriamadrid.com, ofrece a todos los restaurantes una opción alternativa con cero por ciento en tickets, y precios fijos a través de la empresa innovadora Portefy

En definitiva, un sistema de envío adecuado es esencial para seguir adelante en medio de esta pandemia que todavía sufre la sociedad española, no de otra forma se podrá hacer frente a las cambiantes y reiteradas restricciones. Sobrevivir es el resto de nuestros restauradores y hosteleros, poder hacerlo ofreciendo su comida con el mismo cariño, atención, esmero y calidad desde su negocio a la mesa del cliente, fidelizar a sus clientes y hacerlo pagando al transportista lo justo por su servicio sin ser sometido a tarifas abusivas o poco transparentes, debe ser una apuesta de futuro de la hostelería y restauración.

¿Quieres una prueba gratuita? ¡Regístrate en Portefy Business!